Situación crítica en Mali


Desde que empezamos nuestros proyectos en Mali, a finales de 2014, hemos ido informándote de cómo evolucionaban, y para nuestra satisfacción casi siempre ha sido en forma de buenas noticias y alentadoras perspectivas de futuro. Esta vez, sin embargo, la grave coyuntura del país no invita al optimismo.


A la crisis económica, la corrupción y el terrorismo —endémicos en el Sahel, y la principal causa de la pobreza de la región— se les han sumado la pandemia y los sucesivos golpes de Estado. En estos momentos, la situación en Mali es crítica. Una muestra de ello es que muchas familias están de nuevo enviado a sus hijos a trabajar en las peligrosas minas de oro ilegales.


Para la forma de trabajar de nuestra ONG, la gestión directa y presencial de los proyectos es esencial. Por fortuna, y a pesar de que hace más de un año y medio que no hemos podido viajar al país, el trabajo de nuestros colaboradores en Mali ha permitido que los proyectos siguieran adelante durante este tiempo.


Sin embargo, y ante la tesitura actual, debemos replantearnos nuestra línea de actuación, a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos meses. Esto no significa que vayamos a parar nuestras actividades, pero sí vamos a suspender la puesta en marcha de nuevos proyectos. Nos centraremos en el mantenimiento y gestión de los existentes, cuya situación te resumimos a continuación.


En Kanso, la escuela (foto de arriba) y la cantina escolar siguen con su actividad, sin contratiempos destacables. Para animar la vida escolar, hemos organizado un “concurso de reflexión” en el que las alumnas y alumnos nos contarán, en una carta, sus deseos para el futuro. También hemos organizado un campeonato de fútbol.


Para recuperar el tiempo que el año anterior se perdió por la pandemia y las huelgas de profesores, las autoridades educativas decidieron recientemente cancelar las vacaciones de verano, y prorrogar el curso hasta octubre. Debido a ello, hemos tenido que reforzar el profesorado. En cuanto al próximo curso, nuestra previsión sigue siendo que el número de alumnos aumentará significativamente.


Las noticias no son buenas en el caso del huerto de Kanso. Debido a la avería de las bombas de agua, la actividad del huerto ha cesado por completo. Nos está resultando muy difícil encontrar un técnico de confianza que pueda desplazarse al poblado para repararlas. Seguimos intentándolo, con la esperanza de que las mujeres puedan retomar los cultivos tras la época de lluvias.


En cuanto al proyecto de mecanización del cultivo de arroz, en mayo se empezaron a arar los campos para plantarlo. De momento el tractor no ha tenido averías importantes, y su trabajo prosigue a buen ritmo. Estimamos que la superficie plantada superará las 100 hectáreas. Creemos que este proyecto seguirá pues impulsando de forma muy notable el desarrollo del poblado, como ya lo hizo en los años anteriores.


Las instalaciones para la mecanización de la producción del karité que inauguramos en noviembre están listas para la nueva cosecha.


Te mantendremos informado. ¡Hasta pronto!

Destacado
Reciente
Último año
Etiquetas
Síguenos
  • Página de Facebook de Ecos de Mali
Ecos de Mali