La escuela de Kanso ya imparte el segundo ciclo de enseñanza fundamental


Haz clic para ver más fotos de la escuela de Kanso

Como ya te explicamos, el inicio del curso escolar 2020-2021 en Mali se pospuso al 4 de enero de 2021, para poder recuperar en otoño las clases del curso anterior que no se pudieron realizar a causa de la pandemia. Sin embargo, y debido a un nuevo cierre de las escuelas causado por una nueva ola, finalmente el curso fue inaugurado el 25 de enero.


Este curso representa una nueva e importante etapa para la escuela de Kanso: gracias al recién inaugurado tercer edificio, ya se imparte el segundo ciclo de enseñanza fundamental (fotos). Hemos empezado con los dos primeros cursos de segundo ciclo, es decir, séptimo y octavo. En octubre introduciremos noveno.


Para el segundo ciclo, la administración maliense nos ha proporcionado tres nuevos profesores, uno de ciencias (matemáticas, física y química) y dos para el resto de las asignaturas. Uno de ellos ha asumido además la función de director del segundo ciclo. A estos profesores hay que sumar los seis de primer ciclo (uno de ellos financiado por Ecos de Mali, y el resto por el Estado), más uno en prácticas (stagiaire).


El curso se inauguró con un total de 161 alumnos (el año anterior había 118). De estos, 23 están inscritos al segundo ciclo. Sin embargo, posiblemente este número aumentará. En Mali, es habitual que las familias escolaricen tarde a sus hijos, una vez iniciado el curso, debido a la incertidumbre que hay sobre el buen funcionamiento de las escuelas. Teniendo en cuenta además que la enseñanza y la cantina escolar de nuestra escuela son gratuitas, prevemos que el número de alumnos se incrementará notablemente en las próximas semanas.


La puesta en marcha del segundo ciclo en Kanso era un hito muy esperado, puesto que muy pocas escuelas de la zona pueden ofrecer estos estudios, y las que lo hacen están muy masificadas. De las seis escuelas de enseñanza fundamental que existen en los alrededores de Kanso, únicamente la de Bazana ofrece el segundo ciclo. Sin embargo, hay clases con más de cien alumnos para un solo profesor. La calidad de la enseñanza en estas condiciones es, obviamente, muy baja.


Otro ejemplo de esta precaria situación escolar son los alumnos del poblado cercano de Kolinkoro. Al terminar el sexto curso, deben iniciar el segundo ciclo en Karangaso, a unos 7-8 km de distancia. Suelen realizar este trayecto en bicicleta, pero cuando llega la temporada de lluvias, y debido al aumento del caudal de los dos ríos que separan ambos poblados, el desplazamiento se hace imposible.


Otro factor causante del abandono escolar es el coste que tiene para las familias enviar a sus hijos a escuelas lejanas. El niño se traslada a vivir al otro poblado con una familia de acogida, a la que la familia progenitora tiene que abonar una elevada suma de dinero. Como en muchos casos no les es posible pagarla, para compensarla los niños deben ayudar a la familia de acogida en tareas agrícolas. En muchas ocasiones, los niños realizan estas tareas en horarios incompatibles con las clases.


Todo ello causa que muchos alumnos abandonen la escolarización. Creemos que la inauguración del segundo ciclo en la escuela de Kanso contribuirá significativamente a paliar esta situación.


Hemos contratado además a otra profesora, Aminata, para que se encargue de la gestión de la biblioteca y organice actividades para fomentar la lectura en los alumnos. Esta profesora se encargará también de la supervisión de la cantina escolar (fotos), que ya ha retomado su actividad. Este año hemos previsto introducir una novedad en la cantina: los alumnos de segundo ciclo comerán con cubiertos. Les proporcionaremos mesas y sillas para ello. Creemos que es una medida higiénica muy necesaria.


Estamos estudiando también la posibilidad de poner en marcha un parvulario, con un doble objetivo: que las niñas y niños empiecen el primer ciclo mejor preparados, y sus madres no tengan que cargar con ellos cuando realizan sus tareas agrícolas y domésticas.

Destacado
Reciente
Último año
Etiquetas
Síguenos
  • Página de Facebook de Ecos de Mali
Ecos de Mali