Terminado el segundo edificio de la escuela de Kanso

30/06/2018

La temporada de lluvias, que dura de junio a septiembre, ya ha comenzado en Mali.

 

Se trata de una época crucial para Kanso que, al igual que otros muchos poblados, tiene como principal actividad la agricultura estacional. Esta se basa esencialmente en el cultivo del arroz en las tierras que se inundan durante las lluvias, ya que Kanso está situado entre los dos ríos más grandes de la región. Se trata de un cultivo muy artesanal y tradicionalmente reservado a las mujeres. Además, los habitantes de Kanso cultivan mijo ─que destinan a la alimentación cotidiana─ y algodón ─controlado por el Estado, que tiene el monopolio de su comercio─, que les permite cubrir el pago de algunos impuestos.

 

Una vez acabados los trabajos agrícolas de esta estación, los jóvenes de Kanso solían emigrar a la vecina Costa de Marfil para trabajar en las plantaciones de cacao y café. Sin embargo, debido a la crisis que sufre este país desde 2002, la mayoría han dejado de ir para, en cambio, mal trabajar en las minas artesanales de oro. Con el trabajo en las minas consiguen algunos ingresos para la compra de alimentos y vestidos, poder casarse y mantener su hogar. Las chicas, por su parte, tienen que emigrar a la ciudad para intentar realizar trabajos domésticos.

 

Esta situación, que se ha ido agravando como consecuencia de unas lluvias cada vez más escasas, es la que hemos empezado a cambiar con la construcción del huerto y la escuela, y con otros futuros proyectos que podremos realizar con tu ayuda.

 

Teníamos que conseguir acabar las obras antes de que empezaran las lluvias y lo hemos casi logrado: el segundo edificio de aulas ya está acabado, a falta de la pintura exterior (fotos). También está casi terminada la construcción de las tres nuevas viviendas para los profesores, a falta de las cocinas exteriores (fotos). Las obras de construcción del almacén para la cantina siguen avanzando.

 

​Antes del final de curso, los alumnos han recibido un tratamiento antiparasitario (fotos), como nos había recomendado el médico. Bajo la supervisión del enfermero de Bazana se les ha administrado una primera dosis de albendazole. El medicamento nos fue ofrecido gratuitamente por el farmacéutico de Niena.

 

Hemos plantado naranjos en el patio de la escuela (fotos). Dan unos frutos muy sabrosos, y pretendemos que sean una fuente futura de vitaminas para los niños del poblado. Para esta primera plantación hemos usado tangelo, una especie originaria de California que se adapta bien al clima de la región.

 

Tenemos previsto viajar a Mali a finales de septiembre para inaugurar las nuevas obras y el nuevo curso escolar. No obstante, debemos señalar que existe una gran preocupación en el país debido a las próximas elecciones presidenciales, el día 25 de julio. Corren rumores de futuras complicaciones en el panorama político. Pobre país, con tantos problemas que ya tiene…

 

¡Hasta pronto y... anímate a colaborar en este magnífico proyecto!

Please reload

Destacado

La mecanización de la producción de karité ya está en marcha

12/08/2020

1/3
Please reload

Reciente
Please reload

Último año
Please reload

Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Página de Facebook de Ecos de Mali
Ecos de Mali