Una cantina escolar en Kanso

30/10/2017

Este curso hay 98 alumnos inscritos en la escuela de Kanso. Tenemos planes para construir una cuarta aula, que se sumaría a las tres existentes actualmente. Estimamos que, ofreciendo una calidad educativa muy superior a la habitual en el país, con menos de 40 alumnos por clase, la escuela podría absorber 140 alumnos en un futuro próximo.

 

Nos gustaría que pudiesen venir a la escuela de Kanso niños de los poblados cercanos. Ahora no vienen porque, al haber horario de mañana y de tarde, tendrían que hacer cuatro desplazamientos, lo que para ellos sería muy pesado.

 

Para solucionar este problema, tuvimos la idea de poner en marcha una cantina escolar que proporcionara comida gratuita a todos los alumnos, tanto los del propio poblado como los de fuera. La idea fue muy bien acogida por los padres. El acuerdo al que hemos llegado es que Ecos de Mali financiará la comida, y las madres y padres voluntariamente se organizarán por turnos para cocinar y aportar la leña necesaria.

 

Inmediatamente nos dimos cuenta de que la cantina, bien organizada, podía contribuir a paliar otro problema muy importante: el de la malnutrición de los niños. En general, y con las variaciones derivadas del nivel económico de cada familia, la alimentación de un niño del poblado consiste en una bouilli de mijo para el desayuno, una ración de arroz con salsa al mediodía, y los restos del mediodía o algo de mijo por la noche. El consumo de carne o pescado seco es muy esporádico, y en muy pequeñas cantidades.

 

La idea es que en la cantina los niños coman de acuerdo con sus tradiciones (fuentes comunes y con las manos) y los mismos menús que comen en sus casas, aunque mejorados desde un punto de vista nutritivo. Consideramos que el hecho de introducir cambios sustanciales provocaría el rechazo de la comida por parte de los niños.


Los menús que hemos acordado con las madres constarán de arroz, mijo o couscous con una salsa, más verduras y pescado seco o carne. Hemos calculado que el coste de esta comida será de algo menos de 4 eur por niño y por mes (36 eur por curso). Estamos buscando colaboradores para financiarlo. ¿Te apuntarías a ayudar a un niño? Contáctanos.

 

Pretendemos que la cantina tenga también una vertiente formativa en higiene, haciendo que los niños se laven las manos antes y después de comer. Tenemos ya un presupuesto (de unos 1.200 eur) para hacer llegar agua corriente a la escuela desde el pozo del futuro huerto, que está a unos 100 metros.

 

La cantina está ya en marcha, de forma experimental, desde el 19 de octubre (fotos). Tras dos meses de experiencia, volveremos a valorarla.

 

Esta iniciativa ha despertado una gran ilusión entre la población. Como muestra, reproducimos aquí, traducido del francés, un mensaje que nos acaba de enviar Mr. Koné, el responsable de la escuela:

 

<< La puesta en marcha de la cantina ha sido un verdadero éxito. Para la gente de los poblados vecinos es como un cuento de hadas: para ellos es algo inédito e increíble. Les he asegurado que es una realidad, y que tendrá continuidad tanto para los niños de Kanso como para los niños que vengan a nuestra escuela desde otros poblados. Nuestro credo es la excelencia de nuestros estudiantes, y lo estamos consiguiendo gracias a Ecos de Mali. >>

 

Please reload

Destacado

La mecanización de la producción de karité ya está en marcha

12/08/2020

1/3
Please reload

Reciente
Please reload

Último año
Please reload

Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Página de Facebook de Ecos de Mali
Ecos de Mali