Progresando en Boidié, ilusionados con Kanso

05/10/2015

 

En septiembre hemos estado de nuevo en Mali, y te queremos informar sobre el estado de nuestros proyectos.

Nuestra estancia allí ha coincidido con la época de lluvias, que aún dura, y con las fiestas de la independencia y del Tabaski (la principal fiesta del calendario musulmán).

En Boidié, el proyecto del huerto sigue avanzando (fotos), a pesar de que los cultivos tradicionales se suspenden durante la época de lluvias (éstas pueden destrozar todo lo plantado). L'Association des Ressortissants ya ha presentado ante la administración de Bamako los documentos necesarios para la creación de la cooperativa de las mujeres y la inscripción del huerto en el registro de la propiedad, para evitar posibles sorpresas desagradables.

Se está ultimando la construcción de una vivienda, cerca del depósito de agua y de las placas solares, donde vivirá, con su familia, un guarda permanente de las instalaciones. Financiaremos una pequeña instalación fotovoltaica para que esta familia pueda disponer de iluminación.

El cercado que se instaló en su día ha sido reforzado plantando jatropha curcas, una planta oleaginosa de rápido crecimiento y con unas espinas que, según dice la gente del lugar, impide el paso incluso de las serpientes. Todas las medidas de seguridad son pocas...

Paralelamente, se está organizando el trabajo del huerto, con una gran ilusión por parte de las mujeres. Para empezar, se cultivará una hectárea de terreno, con riego tradicional. Más adelante se introducirá el riego por goteo. Esperamos que se pueda empezar a cultivar a primeros de noviembre.

Por otro lado, la gente de Boidié ha limpiado y pintado el dispensario, tal y como habíamos pedido (fotos). Parece otro. Han sustituido los colchones de las camas, y el depósito de los medicamentos está ordenado y limpio. El doctor Samaké está muy satisfecho.

Como aspecto negativo, y que lamentamos mucho, hemos tenido que suspender el proyecto para la educación en Boidié. Habíamos prometido financiar dos nuevos profesores para ir desmasificando las clases. Como contrapartida habíamos exigido unas mejoras en la gestión de la escuela, que para nosotros eran ineludibles. Lamentablemente, la asociación de padres de alumnos no ha sido capaz de ponerse de acuerdo en estos temas, en parte debido a cuestiones religioso-culturales. Debido a ello nos hemos visto obligados a suspender las actuaciones, al menos para este curso. No descartamos retomarlas en el futuro, si la situación se arreglara.

Pero no queremos que esta mala noticia empañe una de muy buena: hemos visitado por primera vez otro poblado, Kanso, en el que queremos actuar además de Boidié. Kanso es un pequeño poblado de 800 habitantes ubicado en la región de Sikasso, cerca de las fronteras con Costa de Marfil y Burkina Faso, a unas 5 horas de coche de Bamako. Está situado entre dos ríos que forman un lago, y tiene un paisaje muy verde, totalmente opuesto al de Boidié (fotos).

Descubrimos un poblado muy limpio y cuidado, con sus casas de adobe y techos de paja... pero muy pobre. A pesar de tener mucha agua, carecen de medios para cultivar. Y lo más importante: tienen una necesidad imperiosa de tener una escuela propia. Esta va a ser nuestra prioridad inmediata en Kanso, y más teniendo en cuenta que la actuación en la escuela de Boidié está suspendida. Reformularemos pues nuestro proyecto para la educación para centrarlo en Kanso.

Te mantendremos informado de los progresos.

Please reload

Destacado

Gran cosecha de arroz en Kanso gracias al tractor

04/02/2020

1/2
Please reload

Reciente
Please reload

Último año
Please reload

Etiquetas